¿Cómo Conseguir Clientes Recurrentes en una Startup?

como-captar-y-atraer-clientes-a-mi-startup

Lanzar una startup es apasionante pero también abrumador. ¿Por dónde empezar? ¿Está correctamente validada tu idea de negocio? ¿Cómo dar con el proceso adecuado para atraer más clientes?.

Te mostraré un proceso sistemático en 4 fases imprescindibles para que tu startup despegue y consiga clientes recurrentes mes a mes. 

Analizaremos dónde estás ahora, detectaremos oportunidades, trazaremos un plan estratégico y lo ejecutaremos paso a paso.

No más acciones al azar o decisiones poco fundamentadas. Con esta metodología conseguirás tracción y te convertirás en un imán que atraiga nuevos clientes de forma predecible y creciente. ¿Preparado? ¡Manos a la obra!

Escrito por Carlos León 

¿Cómo Atraer Clientes a mi StartUp con Técnicas de Marketing Digital?

Atraer clientes no es una ciencia exacta, pero siguiendo un proceso estratégico aumentarás exponencialmente tus posibilidades de éxito. Primero, debemos entender profundamente dónde estamos ahora, cuál es nuestro punto de partida, y cuál es el objetivo que queremos conseguir.

Para definir tu objetivo debes ser muy específico, ¿quieres aumentar la facturación en un 20%? ¿Conseguir leads más cualificados? ¿Tener mayor presencia orgánica?. Define lo más claro que puedas tu objetivo.

Una vez hecho esto, identificaremos desafíos y oportunidades clave en nuestro camino.

Entonces estaremos listos para trazar un plan paso a paso, implementar las mejores tácticas digitales y analizar resultados. Por último, perfeccionaremos continuamente en base a métricas reales. Usando este enfoque sistemático, tu startup comenzará a generar ingresos recurrentes y se encaminará rápidamente hacia el crecimiento.

1. Entiende tu ahora: Examina tu startup bajo lupa

 

Como emprendedor, vives en un presente que cambia a una velocidad vertiginosa. Lo que hoy funciona, mañana puede estar obsoleto. Tus competidores no dan tregua.

Por eso, antes de dar el salto, debemos analizar ese presente fugaz con lupa. Entender profundamente dónde estamos ahora es la clave para trazar el futuro.

Vas a analizar tu situación actual, sin juzgar lo que está bien o mal.

Examina a tu competencia hasta el último detalle. Estudia sus estrategias digitales, precios, áreas débiles. Encuentra esos puntos ciegos para después trazar una buena estrategia.

Disecciona a tu cliente ideal como si fueras un cirujano. Extrae insights sobre sus motivaciones, frustraciones, deseos. Tu misión es resolver sus dolores.

Examínate a ti mismo: Haz un DAFO de tu Startup, tus fortalezas internas, tus debilidades, lo que te hace único. La autocrítica despiadada es esencial.

Si ya tienes una web, verífica cuáles son las palabras clave que te están llevando tráfico. Después veremos si son las que realmente atacan a tu buyer persona.

Y por último, audita tus activos digitales. Tu web, campañas de anuncios, embudos de venta, redes sociales.

Armado con los insights de este exhaustivo análisis, estarás listo para conquistar el futuro. Recuerda, sé un científico despiadado examinando cada variable. Tu startup te lo agradecerá.

2. Diagnóstico despiadado: encuentra el tumor maligno de tu startup

Ya examinaste cada célula de tu startup bajo el microscopio. Ahora, como un cirujano, debes diagnosticar aquello que la enferma y le impide crecer.

En esta fase vamos a detectar problemas, sin adelantarnos a ninguna solución…por el momento.

Detecta las barreras de crecimiento, esos obstáculos que te frenan. ¿Un producto o servicio que nadie necesita? ¿Un mercado inexistente? ¿Un equipo incompleto? Sé despiadado contigo mismo.

También diagnostica tus nudos de estrangulamiento. Esos embudos en el proceso donde se acumulan los leads y las ventas no fluyen. ¿La preventa no convierte? ¿El onboarding es débil? Encuentra esos puntos débiles.

Y por último, identifica al enemigo externo, tu maligno competidor que te quita clientes y mercado. ¿Qué tiene él que a ti te falta? ¿Dónde reside su poder? Conócelo para vencerlo. En el punto anterior lo identificaste, y analizaste lo que hace, en este punto determina lo que hace él que a ti te supone un problema.

Armado con este diagnóstico sin concesiones, estarás listo para la cirugía (solución). Recuerda, sé analítico e imparcial. No desvíes la mirada por miedo a la verdad, puede salvar a tu startup.

3. Traza tu hoja de ruta al éxito: las claves estratégicas ganadoras

 

Ya conoces tu situación actual y los obstáculos que te impiden avanzar. Ahora es el momento de trazar tu hoja de ruta estratégica, ese plan que te conducirá desde el presente hasta tu objetivo final.

Define tu propuesta única de valor. Esa característica especial que nadie más puede ofrecer. Tu ventaja competitiva inimitable. Afila bien este diferencial, será tu espada para derrotar competidores.

Diseña también tu estrategia de crecimiento. ¿Penetrarás nuevos nichos de mercado? ¿Lanzarás nuevos productos o servicios complementarios? No te quedes estancado en un solo lugar.

Optimiza tu embudo de conversión. Ya sabes cuáles son los puntos débiles donde se escapan tus leads y ventas. Arréglalos para que el proceso sea una máquina bien engrasada. Haz test AB hasta dar con el proceso ganador.

Y por último, fortalece tu presencia digital. Mejora el SEO de tu web, crea contenidos que aporten valor a tu buyer persona, impúlsate en redes sociales.

Con una estrategia robusta que ataque en estos frentes para conseguir el objetivo que trazaste al inicio, tu startup se encaminará directo al éxito. Recuerda, sé visionario pero también práctico. Los sueños sin ejecución no valen nada.

4. Plan de acción para llevar a cabo tu estrategia

Llegó la hora de la verdad. Debes convertir esa genial estrategia en acciones concretas. Sólo ejecutando verás los frutos.

Calendariza las tareas que necesitas llevar a cabo para cumplir con la estrategia definida en el punto anterior.

Establece deadlines para cumplir objetivos clave. El seguimiento y la disciplina lo es todo en esta etapa. No te desvíes del plan.

Cada acción que tomes debe ir acompañada de un pequeño objetivo. La suma de esos mini-objetivos te harán llegar al objetivo final.

Si dicha acción no ha funcionado, deberás determinar por qué no ha funcionado. Si ha funcionado, también debes saber el por qué. Parece obvio, pero hay muchas startups que cuando les va bien no saben exactamente a qué se debe, y cuando les va mal, no saben cómo corregirlo, porque no miden sus acciones.

Mide y monitoriza KPIs en cada acción. ¿Funciona la web nueva? ¿Mejoraron las conversiones? Optimiza en base a datos, no opiniones o creencias.

Por último, perfecciona y reajusta constantemente el plan. Si algo no funciona, pivota rápido e intenta un nuevo enfoque. La flexibilidad es esencial.

Ejecutando tu estrategia paso a paso verás los resultados.

Carlos León, el primer caso de éxito de la Armada Digital

Carlos León

Cofundador y CMO en SEO Beltz
Comencé en el Marketing Digital en el año 2016. He conseguido vivir de mis propios proyectos online aplicando estrategias SEO y SEM. Me considero un amante de las nuevas tecnologías y de la formación digital continua.

💬 ¿Hablamos?